IX FESTIVAL DE FLAMENCO VA SUCINA (MURCIA) DEL 15 AL 18 DE JULIO 2015

RECINTO EXTERIOR DEL CENTRO CULTURAL MUNICIPAL DE SUCINA
La Unesco declara el Flamenco Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en Nairobi 16.11.10
El Ejecutivo de la Región de Murcia declara Bien de Interés Cultural inmaterial los Cantes Mineros y de Levante

miércoles, 14 de enero de 2009

Miguel Poveda en el Teatro CASYC de Caja Cantabria, miércoles 14 de enero 2009 a las 21.00h con la guitarra de Chicuelo, Carlos Grilo y Luís Cantarote


MIGUEL POVEDA CANTAOR
«Isabel Pantoja es la artista que más ha hecho en estos años por la copla»
El artista catalán, un firme baluarte del flamenco, actúa hoy en el Casyc de Caja Cantabria en un recital organizado por el Aula de Música de la UC
MAXI DE LA PEÑA
SANTANDER
.
El cantaor afincado desde hace cinco años en Sevilla y ganador de La Lámpara Minera de La Unión, actuará hoy, miércoles, en el Casyc de Caja Cantabria, a partir de las 21 horas y en un concierto organizado por el Aula de Música de la Universidad de Cantabria.
.
Le acompañarán en el escenario el toque a la guitarra de otro ilustre catalán de la escena flamenca, Chicuelo, y las palmas de Carlos Grilo y Luis Candarote. Las entradas están agotadas.
.
-Catalán, payo, sin origen andaluz. Un origen atípico para el cante.
-Eso parece, pero mis padres son gente del sur, de Murcia y La Mancha, y era mi madre la que ponía coplas en la radio. A mí me encantaban. También me empecé a aficionar con el flamenco y es cuando de joven decido ir a las peñas andaluzas de Badalona, y después de Barcelona.
.
-Dicen que la copla es una mala influencia al principio para un futuro cantaor.
-En parte puede ser verdad porque los artistas de copla no han profundizado en el flamenco que es mucho más difícil como género. Ha habido gente coplera muy flamenca como Manolo Caracol, Rafael Farina, Valderrama. El flamenco es un mundo en sí mismo con cantidad de matices y tiempos rítmicos.
.
-Con muchos palos.
-Eso es.
.
-¿Le llegó como un arrebato la afición por el flamenco?
-Más bien con naturalidad. En el barrio que residía, el 90 por ciento era gente andaluza y extremeña, y la forma de vivir era muy parecida a la de su tierra.
.
-Sí que tuvo que notar un cambio cuando se trasladó a Barcelona.
-Ya lo creo. Allí tomé conciencia de las dificultades para desarrollar una carrera dentro del flamenco. No hay tanta continuidad como en Andalucía.
.
-¿Se puede hablar de una escuela catalana de flamenco?
-No lo creo. Cada intérprete tiene una personalidad muy desarrollada y hay un poco de todo. No es como Jerez, Utrera, Lebrija, Morón, Cádiz...
.
-Alosno y sus fandangos valientes.
-Buen lugar para el cante, ya lo creo.
.
-Y decía que cada uno va un poco a su bola.
-Más o menos. Yo no tengo nada que ver con lo que hacen Mayte Martín, Duquende, Ginesa Ortega, Montse Cortés. Todos ellos sí tienen origen andaluz. Y en el toque, más de lo mismo, Chicuelo, por un lado, Cañizares, por otro. Cada uno se busca una identidad.
.
-Ya que lo nombra, qué gran disco hizo Juan Manuel Cañizares con su brillante adaptación a la guitarra de la 'Suite Iberia' de Albéniz.
-Un trabajo maravilloso.
.
-Usted ha desterrado el tópico de llevar sangre andaluza o gitana para cantar flamenco.
-Nadie te pide tu DNI para subir a un escenario y hacer un espectáculo de flamenco. He crecido artísticamente sin ningún tipo de prejuicios. Con mi madre escuchaba a Farina, Marifé de Triana, Rocío Jurado, María Jiménez, Chiquetete. Como ve le hablo de flamencos, melódicos y copleros.
.
-Para ganar La Lámpara Minera de La Unión debía interpretar con conocimiento los cantes jondos. ¿Se exponía mucho con 20 años o no tenía nada que perder?
.
-No tenía conciencia donde me metía. El Festival Nacional del Cante de las Minas es todo un referente de la ortodoxia flamenca, pero yo apenas había salido de Cataluña y quería que la afición de fuera me escuchara.
-¿Cómo fue recibido en las peñas flamencas de Barcelona a su vuelta después de tamaña proeza?
-Me recibieron con mucho cariño, como a un hijo. En aquella época me acompañaba al toque Juan Ramón Caro y lo que pretendía era dar pasos adelante.
.
-¿Cree que se ha empobrecido el flamenco dando tanto protagonismo a los palos festeros, ya sabe, bulerías, tangos, alegrías, tal vez por imperativos discográficos?
-En mi caso, ha habido una época en la que he optado por los palos festeros, pero siempre he grabado lo que me apetece, como una zambra acompañada por un piano, o unas malagueñas.
.
-Con la perspectiva del tiempo, ¿qué huella dejó el movimiento de los jóvenes flamencos que abanderó el sello Nuevos Medios?
-Fueron unos años de gente creativa, de experimentación. Hubo artistas que han dejado discos vigentes como Sorderita, Diego Carrasco, Ketama, Ray Heredia, La Barbería del Sur. A mí me gustaban. Nadie les discutía su pedigrí flamenco, pero tenían otras inquietudes como el pop o la salsa. Yo no estaba en esa movida y grabé mi primer disco 'Viento del este' con Nuevos Medios que contenía martinetes, cantes de Levante, soleás.
.
-Parece que los programadores tratan de ocultar sus colaboraciones con Isabel Pantoja...
-Yo no me avergüenzo de haber compartido escenario con una dama de la copla. Es la artista que más ha hecho en estos últimos treinta años por el género y es mi amiga. Fue muy valiente en los 70 cuando la copla estaba muerta y reivindicó con su larguísimo pelo a los maestros Rafael de León y Solano. Lo que haga con su vida privada no me interesa. Yo hablo de la gran artista.
.
-Vive en estos últimos años en Sevilla, una ciudad menos cosmopolita pero catedrática del flamenco.
-No hay tanta diferencia entre Barcelona y Sevilla. La política estropea muchas cosas y Barcelona está dando pasos para atrás y no es la ciudad de hace diez años.
.
-¿Cómo ha sido su aproximación a otros estilos musicales, desde la canción mediterránea con María del Mar Bonet al tango gardeliano?
-Todo lo he hecho con naturalidad. No me veo con un repertorio flamenco toda la vida. Puedo cantar otras cosas y esa libertad no me la quita nadie. Soy un gran aficionado al tango y lo he cantado en Argentina.
.
-Y grabó un álbum íntegro en catalán 'Desglaç'.
-Pero no fue un disco de flamenco. Eran poemas de Jacint Verdaguer y los musicalizamos como canciones al servicio de la lírica. Lo que pasa es que en mi voz quedan giros o modismos que no puedo evitar del cante flamenco.
.
-¿Cómo encaja una mala crítica?
-Me duele la forma de escribir de algunas personas que creen que saben más de lo que saben. Después de un recital analizo lo que he hecho e intercambio opiniones con mi entorno. No quiero pecar de soberbio, pero hay mucho 'enteradillo' en la crítica.
.
Fuente: Ver más eldiariomontañes.es
Foto: M.Avilés

No hay comentarios: