IX FESTIVAL DE FLAMENCO VA SUCINA (MURCIA) DEL 15 AL 18 DE JULIO 2015

RECINTO EXTERIOR DEL CENTRO CULTURAL MUNICIPAL DE SUCINA
La Unesco declara el Flamenco Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en Nairobi 16.11.10
El Ejecutivo de la Región de Murcia declara Bien de Interés Cultural inmaterial los Cantes Mineros y de Levante

martes, 1 de abril de 2014

IV CONGRESO INTERNACIONAL DE PEÑAS FLAMENCAS. CRÓNICA

IV CONGRESO INTERNACIONAL DE PEÑAS FLAMENCAS CRÓNICA

PROTEGER A LAS PEÑAS FLAMENCAS

Texto: Paco Vargas
Fotos: Juanma Sánchez

El atractivo turístico de Torremolinos  ha sido un añadido más que ha  servido de acicate a la hora de convocar a especialistas y peñistas aficionados para confirmar el carácter cosmopolita del arte flamenco. Ha sido el foro ideal para que el lenguaje flamenco sea la mejor vía de comunicación. Una ocasión magnífica para tomarle el pulso  al flamenco asociativo y a esta ciudad que históricamente ha sido referente obligado por la selecta nómina de artistas que trabajaron en sus famosos tablaos, hoy desaparecidos o en claro declive.

A  modo de conclusión clamorosa se podría decir que todos hemos coincidido  en un mensaje inequívoco: las Peñas Flamencas tienen que modernizarse y ponerse al día pues éste es el principal reto que tienen estas instituciones en un mundo cambiante y globalizado. Entre otros objetivos, éste debiera ser el principal de ahora en adelante. Otra cosa es que las dejen y les ayuden a conseguirlo.

El contenido del IV Congreso Internacional de Peñas Flamencas, celebrado en el Hotel Sol Príncipe de Torremolinos los días 28, 29 y 30 de marzo, de ponencias y mesas redondas ha aportado debate y ha  servido para abrir la discusión pública entre peñistas y analistas cualificados. Pero, ese debate no debiera quedar en silencio tras el Congreso, sino que en adelante debía de trasladarse a las diferentes Administraciones para que participaran de él ofreciendo soluciones. Hemos sido y somos defensores a ultranza de las Peñas Flamencas y hemos defendido y defendemos las ayudas públicas para estas asociaciones. Pero, siempre bajo un riguroso control desde la Administración que aporta el dinero que es de todos. El actual sistema de ayudas es escaso e insuficiente, lo sabe cualquiera medianamente informado, pero sobre todo está mal planteado y peor distribuido. Este es un tema, el de la financiación, sobre el que hay mucho que hablar y que como era de suponer se trató en la edición del congreso que nos ocupa.
           
Tras la actuación de una panda de verdiales, por aquello de que estábamos en Málaga, el viernes, después de la inauguración de la exposición “Flamenco. Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”, que venía del Centro Andaluz del Flamenco, tuvo lugar la presentación oficial, que corrió a cargo del Diego Pérez, Director del Congreso, Sebastián Rueda, Director General de Acción Cultural, Jacobo Florido, Diputado de Cultura de la Diputación de Málaga, María Ángeles Carrasco, Directora del Instituto Andaluz de Flamenco, y Antonio Fernández Díaz “Fosforito”.  Luego, tras las palabras de rigor, llegaría la conferencia inaugural, a cargo del compañero de la crítica Manuel Martín, que más pareció su discurso una réplica de la oposición a la Junta de Andalucía.  El contenido de la conferencia, con el que se puede estar de acuerdo o no, hubiera sido más apropiado para una ponencia y su posterior debate. 

La noche del viernes, en el salón Mijas, sería para la actuación de la cantaora malagueña Isabel Guerrero, que estuvo acompañada por Carlos Haro, y para el pianista Joaquín Pareja Obregón y la bailaora Esperanza Márquez. Dos actuaciones que fueron del agrado del respetable.

Las sesiones congresuales comenzaron el sábado y continuaron el domingo en horario de mañana y tarde con las ponencias, las mesas redondas y el debate posterior. Así, ha tenido lugar la exposición de cuatro ponencias y al debate en cuatro mesas redondas, en las que se han tratado temas de candente actualidad como la presencia de las Peñas Flamencas en Internet, una semblanza de la figura de Paco de Lucía, al que se le ha rendido homenaje, el periodismo flamenco o el camino que ha seguido el arte flamenco en medio siglo ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? De milagro, hubiera contestado Enrique Morente, que por cierto nunca le tuvo mucho apego a las Peñas Flamencas, aunque sí cantó en algunas escogidas.

Si bien es cierto que todas fueron interesantes, fue en la mesa redonda titulada “Funcionamiento de las Peñas. Ordenanzas municipales y medioambientales” en la que el debate resultó más encendido.  Allí se escuchó de todo, desde puntos de vista estrictamente legales hasta gritos de auxilio para que las Peñas Flamencas tengan un marco legal que las proteja de barbaridades como la que se acaba de cometer con la Peña Flamenca Torres Macarena de Sevilla, cerrada por el Ayuntamiento de Sevilla a causa de la denuncia de unos vecinos. Sin duda ninguna, la clave del problema está en sentarse a hablar con las administraciones  públicas, ya sean locales o regionales, y pedirles que primero se establezca un marco legal único, de acuerdo con los tiempos, para estas instituciones y después implementar un plan de modernización de las mismas  que cuente con ayudas de las distintas administraciones y entidades privadas. Sólo así será posible que nunca más se vuelva a repetir un caso como el de la más antigua entidad flamenca de Sevilla. Algo de lo que debiera sentir vergüenza cualquiera que ame el flamenco y se sienta andaluz.

Ese mismo día sábado, protagonizado por Ana Pastrana –ganadora del Galardón Flamenco de la Confederación Andaluza de Peñas Flamencas, que lleva aparejado un circuito de ocho actuaciones por Andalucía- , asistimos a la puesta en escena de un baile por soleá acompañada por el cante de Antonio Luque y la guitarra de Carlos Haro. Andrés Cansino e Isidoro Pérez, fueron los encargados de la guitarra flamenca de concierto. Luego de la fiesta por bulerías, el público que llenaba la sala aplaudió con entusiasmo la actuación de los artistas malagueños.

En el área formativa del Congreso, señalamos la masterclass a cargo de Virginia Gámez, Andrés Cansino, La Lupi y Curro de María. Si bien el taller de cante hubo de suspenderse por falta de alumnos, la asistencia, según Isidoro Pérez, coordinador del curso, ha sido considerable puesto que ha rondado los sesenta alumnos. Creemos que la organización ha acertado plenamente con esta actividad, que debiera repetirse en posteriores ediciones.

En fin, la escasa efectividad de estos concilios, pues no se acaba nunca de conseguir los acuerdos a los que se llega, se compensa ampliamente con el encuentro de amigos y compañeros. Las mujeres y los hombres de las Peñas Flamencas llegados de distintos lugares son los verdaderos protagonistas de estos entrañables y necesarios encuentros.

No hay comentarios: